Aceites vegetales más apropiados para pieles secas y envejecidas

A continuación os damos una serie de recomendaciones sobre los  aceites vegetales y las mantecas vegetales más apropiados para pieles secas y envejecidas, aconsejamos que sean de primera presión bio ya que conservan intactas sus propiedades y ésto marca la diferencia en nuestras elaboraciones cosméticas.

Las pieles secas y envejecidas se caracterizan por una emulsión epicutánea que  tiende a producir menos agua. Esto provoca sequedad en la piel y se agrieta más rápidamente perdiendo elasticidad y flexibilidad. Este tipo de piel necesita un aporte extra de colágeno y elastina, nosotros los utilizaremos de origen vegetal y no animal en nuestros activos. Suelen aparecer arrugas con mayor facilidad que en una piel grasa.

La piel seca puede serlo o bien por escasez de lípidos en la emulsión epicutánea o bien por la escasez de agua.

Aceites vegetales apropiados para pieles secas y envejecidas

Aceites vegetales apropiados para pieles secas y envejecidas

Los aceites vegetales más apropiados para pieles secas y envejecidas son:

  • Aceite de Argán: Es un aceite antioxidante, emoliente, hidratante y aporta mucha elasticidad a la piel. Recomendado para el cuidado de problemas cutáneos como dermatitis, psoriasis, acné…Muy apropiado en la elaboración de productos capilares.
  • Aceite de Rosa Mosqueta: se  aplica en formulaciones para el tratamiento de pieles con quemaduras, eczemas y cicatrices. Muy valorado en la curación de heridas postquirúrgicas y en el tratamiento contra las estrías. También es muy valorado en  formulaciones que atenúan las arrugas y  para reafirmar la piel por su regeneración del tejido conjuntivo. Actúa como despigmentante.
  • Aceite de Almendras: Rico en escualeno y vitamina E. Buena penetración en las capas superiores de la piel, ideal en  pieles secas, delicadas e irritables. Muy utilizado en formulaciones cosméticas para bebés, sobre todo para la dermatitis del pañal.
  • Aceite de Albaricoque: Ideal en cremas infantiles, ya que es muy parecido al aceite de almendras dulces, para cremas faciales antiarrugas, para pieles secas, agrietadas y con eccemas. Tiene un alto contenido en carotenoides, ácido oléico, ácido linoléico y en vitaminas A, B, B15 y E. Es muy nutritivo y tiene el tacto graso aunque es válido para cualquier tipo de piel.
  • Aceite de Aguacate:  induce a la producción de colágeno contribuyendo a retrasar el envejecimiento de la piel y la aparición de manchas. Se aplica principalmente a pieles secas, deshidratadas, maduras y dañadas por el sol.
    Se utiliza en formulaciones faciales, corporales y capilares.Se aplica en descamaciones de la piel como eczemas, estrías y grietas. Su alta presencia de vitamina E, de efectos antioxidantes, previene el envejecimiento  de la piel.
  • Aceite de Coco: muy hidratante, emoliente y nutritivo. Ideal en la elaboración de jabones, bálsamos y cremas y lociones para pieles secas y arrugadas. También se utiliza muy a menudo para elaborar productos capilares como mascarillas, acondicionadores y champús.
  • Aceite de Onagra: Es uno de los mejores aceites anti-envejecimiento de la piel  y rejuvenecedor cutáneo por sus propiedades antioxidantes. Es un aceite recomendado para el cuidado de pieles muy sensibles, envejecidas, para bebés y niños. Muy aplicados en  fórmulas antiedad y antiestrías. Además es muy utilizado pos personas que atraviesan etapas de bajas defensas, enfermedades, etc…que notan una piel debilitada.
  • Aceite de Semilla de Granada: Es un aceite con un efecto antioxidante muy potente debido a su alto contenido en ácido elágico y en punicalaginas por lo que es valorado como protector de la piel contra los radicales libres. Regenerador de la dermis y epidermis, además se le considera con altas propiedades antinflamatorias. Algunos estudios indican que estimula la producción de las queratinocitas, células responsables de la síntesis de la queratina. Es sin duda uno de los mejores aliados para realizar cremas antiedad.
  • Aceite de Lino: Muy utilizado en cosmética debido a su alto contenido en ácidos grasos poliínsaturados y en vitamina E, ésto hace que las formulaciones sean antioxidantes y ayuden a regenerar la piel neutralizando los radicales libres. Debido a su alto contenido en Omega 3 es muy apropiado para evitar psoriasis, eccemas, irritaciones, quemaduras solares… Muy utilizado para fortalecer cabello y uñas.
  • Aceite de Germen de Trigo: Tiene un alto contenido en vitamina E (antioxidante), además de vitaminas A,B,D y K y esteroles. Es este alto contenido en vitamina E lo que hace que sea un aceite con efecto anti edad. Los esteroles contribuyen a la regeneración celular de la piel evitando su  envejecimiento prematuro.
  • Manteca de Karité: Es una manteca muy utilizada en cosméticos antiedad ya que es un buen antiarrugas, tiene  propiedades descongestionantes y equilibrantes de la piel.Es muy emoliente y actúa como seborregulador en la piel. Devuelve la elasticidad a la piel y la regenera. Se aplica en cremas faciales, contorno de ojos, mascarillas capilares, champús, cremas corporales…Tiene un tacto graso ya que es una manteca y sin embargo es apta para todo tipo de pieles ya que es buen regulador sebáceo.
  • Manteca de Cacao: Muy utilizada por su poder nutritivo e hidratante, da elasticidad a la piel, es uno de los aceites más emolientes. Ideal en formulaciones para pieles muy secas como codos, rodillas, talones…Es muy apropiada en la elaboración de bálsamos labiales,  productos capilares y jabones.
  • Aceite de Cáñamo:  Ideal en cremas antiedad, para pieles maduras y cansadas. También con problemas de eccemas, psoriasis, imperfecciones…Es reestructurante celular y muy hidratante.
  •  Aceite de Oliva: Un buen aceite muy utilizado como emoliente y  antienvejecimiento. Es muy suavizante y calmante. Es ideal para la elaboración de oleomacerados, por ejemplo de hipérico, caléndula, lavanda, romero, etc… Muy utilizado en bálsamos y en la elaboración del jabón.
  • Aceite de Ricino: Tiene un tacto graso. Es muy utilizado para cuidado capilar y de las uñas ya que sirve para fortalecer. En cremas faciales da una textura ideal, idónea en cremas para pieles secas y maduras, además ayuda como despigmentante. Es uno de los mejores aliados para la elaboración de jabones.

Es fundamental a la hora de hacer cosmética natural casera conocer estos aceites y combinarlos de manera adecuada.  Una crema antiacné deberá contener entre un 15%-20%  de aceites del total y debemos usar aquellos apropiados para piel grasa. Una crema para piel seca o madura puede admitir un porcentaje mayor de grasas, entre un 25-30%. Lo ideal es saber trabajar con ellos de manera que sepamos usar los aceites de tacto seco y de tacto graso y manejar los porcentajes de aceites utilizados de forma que no nos quede una crema demasiado grasa ni demasiado seca.

Todos los aceites vegetales y mantecas los podrás encontrar en Factoría Natura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.