Jabón natural de arcillas

Ingredientes para elaborar jabón natural de arcillas (1300gr aprox):

Jabon natural de arcillas blog

Paso a paso para elaborar el jabón natural de arcillas:

Teniendo en cuenta las normas de seguridad, nos pondremos gafas, guantes y mascarilla y en un lugar bien ventilado y alejado de mascotas y niños nos ponemos manos a la obra.

Pesamos en un recipiente la sosa en perlas, ésta será de un 100% de pureza, y en otro recipiente pesamos el  agua destilada o bien el agua mineral( de mineralización débil).

Cuando tengamos ambos pesados echaremos muy poco a poco la sosa en el líquido con cuidado de no salpicarnos y trataremos de que se disuelva bien. Dejaremos enfriar la mezcla mientras pesamos los aceites.

Calentaremos, sólo hasta que se derritan, el aceite de coco y el aceite de palma y cuando estén derretidos añadiremos el aceite de oliva.

Posteriormente se añadirá la lejía (agua + hidróxido de sodio), ya templada, a los aceites y se mezclará con la batidora hasta que quede como un puré ligero.

Cuando ya tengamos la traza lograda añadiremos los aceites esenciales y el aceite de jojoba.

Cuando se tenga la mezcla hecha se verterá en dos recipientes, en uno añadiremos la arcilla verde y en otro añadiremos la arcilla blanca, para posteriormente depositar las dos mezclas en el molde.

Finalmente abrigaremos el molde en el que hemos echado el jabón para que gelifique correctamente y cuando el jabón esté suficientemente duro ya podremos cortar las pastillas que dejaremos secar 40 días antes de su uso.

Todos los productos necesarios para hacer el jabón natural de arcillas los podrás encontar en Factoría Natura.

Y si te sirve de ayuda, te dejamos un tutorial sobre cómo hacer jabón natural paso a paso.

Recomendaciones para elaborar el jabón natural de arcillas:

Este jabón es muy apropiado para pieles grasas ya que sus ingredientes proporcionan una profunda limpieza.

La arcilla verde  tiene una riqueza mineral considerable: aluminio, calcio, hierro, silicio, magnesio, sodio y potasio, además deja la piel tersa, suave y limpia ya que  tiene poder bactericida y purificador.

La arcilla blanca ayuda a dejar la piel limpia de impurezas y absorbe la grasa sobrante.

El aceite de jojoba es altamente recomendado para todo tipo de piel, incluida la piel grasa ya que la nutre regulando a su vez la secreción sebácea.

La sinergia de aceites esenciales ayudará a refrescar la piel y a desinfectarla.