Jabón natural de rosa mosqueta y karité

Ingredientes para elaborar el jabón natural de rosa mosqueta y karité (1400gr):

Jabón de rosa mosqueta y karité blog

 

Paso a paso para elaborar el jabón natural de rosa mosqueta y karité:

Teniendo en cuenta las normas de seguridad, nos pondremos gafas, guantes y mascarilla y en un lugar bien ventilado y alejado de mascotas y niños nos ponemos manos a la obra.

Pesamos en un recipiente la sosa en perlas, ésta será de un 100% de pureza, y en otro recipiente pesamos el  agua destilada o bien el agua mineral( de mineralización débil).

Cuando tengamos ambos pesados echaremos muy poco a poco la sosa en el líquido con cuidado de no salpicarnos y trataremos de que se disuelva bien. Dejaremos enfriar la mezcla mientras pesamos los aceites.

Calentaremos, sólo hasta que se derritan, el aceite de coco, la manteca de karité, la manteca de cacao y el aceite de palma y cuando estén derretidos añadiremos el aceite de oliva.

Posteriormente se añadirá la lejía (agua + hidróxido de sodio), ya templada, a los aceites y se mezclará con la batidora hasta que quede como un puré ligero.

Cuando llegamos a la traza es el momento de añadir los 100 gramos de aceite de rosa mosqueta y mezclamos bien.  Finalmente añadiremos la fragancia de rosa inglesa que mezclaremos con cuchara en lugar de batidora para prevenir que no se acelere la traza demasiado.

Abrigaremos el molde en el que hemos echado el jabón para que gelifique correctamente y a las 24 horas ya podremos desmoldar o cortar las pastillas que dejaremos secar 40 días antes de su uso.

 

Recomendaciones para el jabón natural de rosa mosqueta y karité:

Este es un jabón elaborado con ingredientes muy especiales. La precaución fundamental es trabajar con la lejía fría para prevenir que no se caliente en exceso el aceite de rosa mosqueta.

El aceite de rosa mosqueta virgen  es muy valorado en  formulaciones que atenúan las manchas de la piel y las arrugas y  para reafirmar la piel por su regeneración del tejido conjuntivo.

Confiere gran elasticidad, tersura y es un antiarrugas excepcional.  Tiene un tacto graso pero es ideal para todo tipo de piel, sobre todo  las pieles desvitalizadas.

El aceite de rosa mosqueta es también muy usado en psoriasis, eccemas, acné y para evitar la rosácea.

La manteca de karité  es muy utilizada en cosméticos antiedad ya que es un buen antiarrugas, tiene  propiedades descongestionantes y equilibrantes de la piel. Además es muy emoliente y actúa como seborregulador en la piel. Devuelve la elasticidad a la piel y la regenera.

Es un ingrediente fundamental en la elaboración de jabones, ya que crea una espuma muy cremosa.

Y por si te sirve de ayuda te dejamos un tutorial sobre cómo elaborar paso a paso jabón natural.

Te recordamos que todos los productos necesarios para elaborar este jabón los podrás encontrar en Factoría Natura.