Jabón de Leche de Cabra y Avena

 Ingredientes del Jabón de Leche de cabra y avena (1 kg )

 

jabon de leche de cabra y avena

 

 

 

Paso a paso para elaborar el jabón de leche de cabra y avena:

Teniendo en cuenta todas las normas de seguridad, nos ponemos guantes, gafas y mascarilla y en un lugar bien ventilado y alejado de niños y mascotas comenzamos a pesar nuestros ingredientes.

En un recipiente pesamos la sosa y en otro recipiente pesamos la leche de cabra. Para hacer jabones de leche es siempre muy importante congelarla antes ya que si la mezclamos con la sosa sin congelar se quemará y habrá perdido sus propiedades.

Una vez tengamos la leche en cubitos pesada le añadimos la sosa en perlas muy poco a poco. Mezclaremos con mucho cuidado de no salpicarnos hasta que la sosa se haya disuelto.  Cuando veamos la mezcla líquida retiramos y dejamos que enfríe la lejía.

Por otro lado calentaremos los aceites sólidos y las mantecas. Siempre tendremos cuidado de calentar al baño María para que no pierdan propiedades los aceites y mantecas. Cuando estén derretidos, se añade el aceite de oliva y muy poco a poco echaremos la lejía formada por la leche y la sosa sobre la mezcla de aceites y mantecas. Batiremos hasta que la mezcla esté como un puré muy ligero.

Cuando tengamos la textura precisa y la mezcla haya enfriado añadimos el aceite de pepita de uva bio y la avena en polvo. Para ello simplemente moleremos en un molinillo de café los copos de avena.

En todo momento tendremos cuidado de hacer una traza muy ligera pues este jabón lo aromatizamos con fragancias y éstas pueden acelerar la traza. Así que cuando añadamos la fragancia sólo mezclaremos con una cuchara, no con batidora y rápidamente vertemos en el molde.

Taparemos con una manta el molde para que gelifique correctamente

Transcurridas 24 horas desmoldaremos y cortaremos las pastillas para dejar secar al menos 40 días antes de usar.

 

Este es un jabón muy cremoso,  nutritivo y muy suave para la piel.  El aceite de pepita de uva bio le da emoliencia y tiene un alto contenido de  ácido linoleico que  favorece la regeneración y reestructuración de la piel.

Contiene procianidina, polifenoles, vitamina E y vitamina K, lo que hace que sea ideal en formulaciones antiedad, por ser muy antioxidante.

Además mejora la circulación y el riego sanguíneo, aumenta la resistencia de los capilares sanguíneos, previene la oxidación celular y tiene altas propiedades antimicrobianas y antinflamatorias.

El resto de aceites vegetales ayudarán a hacer una abundante y cremosa espuma y a la vez darán dureza al jabón.

La avena y la leche ayudan a nutrir y suavizar las pieles castigadas.

Todos los productos los podrás encontrar en Factoría Natura.

Y si te sirve de ayuda te dejamos un tutorial sobre cómo hacer jabón paso a paso.

 

 

 

  2 comments for “Jabón de Leche de Cabra y Avena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.